Los legendarios MiG-31 y Su-24 ensayan un combate contra el enemigo en el norte de Rusia

Los interceptores MiG-31 y los bombarderos Su-24 entraron en un combate aéreo con un enemigo falso durante unas maniobras de la aviación de la Flota del Norte en la región de Múrmansk.

Los pilotos practicaron el pilotaje en combate próximo y a distancia contra una aeronave, así como maniobras ofensivas y defensivas. Los aviones operaron en distintas alturas: desde 200 metros hasta 15 kilómetros.

Las tripulaciones también realizaron varias acrobacias aéreas e interceptaron objetivos de gran altitud. 

Al mismo tiempo, los pilotos mejoraron sus habilidades en condiciones climáticas adversas: nevadas, poca visibilidad y nubes bajas.

La principal misión del grupo aéreo de Múrmansk es proteger las fronteras estatales de Rusia y el control del espacio aéreo sobre el mar de Barents.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.