El infantilismo de estos adultos.

El discurso de Donald Trump en la noche de ayer fue moderado, optimista y lleno de temas para recordar. Desgraciadamente entre él y Nancy Pelosi protagonizaron un episodio de insultante infantilismo; sí; soy Republicano pero de parte del presidente también hubo infantilismo y explico:

Donald Trump es presentado a voz en cuello haciendo notar a la vocera de la Cámara de Representantes su presencia. El mandatario realizó su breve recorrido estrechando manos y recibiendo aplausos; al llegar al pódium entrega sendas copias de su discurso al vice presidente; quien por ley es el presidente del Senado y a Pelosi. Esta última extendió la mano para saludarlo y él la ignoró; INFANTIL, innecesario, una total malcriadez de un hombre que está consciente de su lugar bajo la lupa del mundo entero.

Luego de unos minutos de ovación, la señora anuncia la presencia del Comandante en Jefe omitiendo un segmento importante; en sustancia; en lugar de proclamar que era su inmenso honor presentar el presidente de los Estados Unidos a los asistentes, se limitó a decir que ahí estaba el presidente. Una evidente invasión al protocolo e innegable represalia por el desplante recibido; tampoco ella debió hacer eso, pero digamos que empató el juego 1 a 1.

Durante su discurso, Trump logró en al menos ocho ocasiones levantar a los demócratas de sus asientos para aplaudirlo; varios puntos de los expuestos por el, son beneficiosos para el pueblo y ni con todo el odio que sienten por el presidente pueden los demócratas permitirse no aplaudir o mostrarse apáticos.

Finaliza el discurso en una nota de esperanza y allá fue Pelosi a romper el empate. Con absoluta desenvoltura y toda intención ripio la copia del discurso que tenía ante ella en varios pedazos y es aquí donde a mi juicio la señora fue demasiado lejos y vuelvo a explicar punto por punto:

1- El Estado de la Unión es una ceremonia que con los años se ha solidificado y significa la visita del presidente a la sede de una de las otras dos ramas del gobierno; el presidente es un huésped y como tal se debe comportar; ignorar la mano extendida de su anfitrión es grosero y no se puede justificar con nada.

2- La vocera de la Cámara de Representantes al romper el discurso en varios pedazos está cometiendo las siguientes violaciones:

A) Ofende a su huésped ilustre.

B) Manda el mensaje de que el contenido del discurso es basura, luego de ella haberlo aplaudido de pie en varios puntos del mismo.

C) Destruye documentos oficiales.

3- Mientras se limitara a «mutilar» la presentación al público del presidente, se le podría defender equiparándola a la omisión del mismo al no darle la mano a su llegada. Por el contrario, la destrucción de las páginas del discurso implica una acción; un rol activo, un ataque; y es ahí donde la señora Pelosi pierde y se pasa de cualquier límite.

4- Finalmente; y de igual importancia, señalo la diferencia de la posición de cada uno de ellos respecto al pueblo. El presidente; guste o no a algunos, fue electo para ese cargo de modo inequívoco. El vocero de la Cámara NO es electo por ninguno de nosotros para dicha responsabilidad; es electo sólo para ser un miembro más del cuerpo legislativo y son sus correligionarios una vez ganada la mayoría, quienes sin contar con nadie deciden quién dirigirá los trabajos en dicha rama del gobierno. El vocero debe una cierta deferencia al presidente y si decide realizar algún gesto fuera del protocolo, debe respetar la proporcionalidad y no dar una respuesta exagerada ni anti patriótica.

Andrés Alburquerque

Nacido en La Habana, Cuba en 1956 vivió su infancia y adolescencia en el seno de una familia de miembros del PSP, Partido Socialista Popular.

Graduado como profesor de educación superior en lingüística e idioma inglés, abandonó la isla en 1988 a causa de choque frontal con los dogmas del régimen.

Ha vivido en Italia, República Dominicana y México y desde 2007 reside en Miami donde es miembro activo de la comunidad cubano americana y uno de sus voceros más reconocidos; como profesión ejerce la operación turística y la administración de condominios además de participar activamente en paneles de la televisión local.

Es miembro del Partido Republicano y participa activamente en la esfera ideológica y filosófica. Fundador y líder de varias organizaciones políticas como Conciencia Cívica y Afro Cuban Forum. Posee las ciudadanías cubana, italiana y americana.

Las opiniones expresadas en este espacio, son de absoluta responsabilidad del escritor del artículo
y no necesariamente tiene que coincidir con la posición editorial de LA VOZ ESPAÑOLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *